Niño milagroso que concede favores en un panteón

0
2040

Se dice que los panteones son epicentros de actividad paranormal y en Acapulco, Guerrero hay un panteón en el que además se le ha atribuido la característica de albergar la tumba de un niño que, después de 84 años de que falleció, concede milagros. En el Panteón San Francisco ubicado en la calzada Pie de la Cuesta data de mediados del siglo XIX, se encuentra la tumba del niño Raúl González mejor conocido como “Raulito” quien murió el 2 de febrero de 1933, a los diez meses de edad, y a los que los habitantes de Acapulco acuden con fe para que les ayude a cumplir sus peticiones. La leyenda de Raulito, el niño milagroso surgió cuando una mujer llegó al cementerio cargando a su pequeña de cuatro años quien estaba agonizando y le pidió a la administradora de este lugar que le dijera dónde podía encontrar la tumba de un niño que estuviera en el abandono por sus familiares. La administradora señaló el sepulcro de Raulito, la señora se arrodilló para implorarle por la salud de su hija desahuciada, prometió que si intercedía por ella regresaría a dar las gracias. Mes y medio después la mujer regresó con su hija caminando gozando de total salud y para agradecer el favor a Raulito le dejó dulces, juguetes y un arreglo floral. Rápidamente se corrió la noticia y desde hace dos décadas se le conoce como Raulito, el niño milagroso y es visitado por quienes buscan un favor de salud, trabajo, dinero y amor, en prenda le dejan juguetes, peluches, pelotas, dulces y flores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.