El trabajo nos hará libres: La frase en el exterminio.

133

La Alemania nazi construyó varios campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial y el gobierno de Polonia en 1947 un campo de exterminio, este campo estaba ubicado en Oswiecim, construìdo en 191 hectàreas, cercado por alambre de púas y cercas electrificadas las cuales algunos prisioneros utilizaron para suicidarse, es un monumento de crímenes de guerra alemanes en la Polonia ocupada, los campos se abrieron en el transcurso de casi dos años, entre 1940 y 1942. Auschwitz cerró en enero de 1945, al ser liberado por el ejército soviético, cuando más de 1,1 millones de personas ya habìan muerto ahì, incluido casi un millón de judíos. Los prisioneros judíos de los campos debían soportar trabajos forzados y hambre, pero a pesar de todo, los prisioneros luchaban por mantener su identidad judía, su objetivo no era mantener prisioneros para trabajar sino su exterminio y para cumplir con este objetivo, se equipó el campo con 4 crematorios con cámaras de gas. Cada cámara podía recibir hasta 2.500 prisioneros por turno, la mayorìa de los prisioneros llegaban en tren en vagones de carga y durante su viaje que duraba dìas permanecìan sin comida ni agua, y en algunas ocasiones los prisioneros que no estaban aptos para los trabajos tan pesados que se realizaban en el campo entraban directo a la càmara de gas y cuando un prisionero superaba la selección inicial, pasaba un período de cuarentena y se le asignaba una tarea o se le enviaba a campos de trabajo anexos, en ocasiones los hornos no se daban abasto y debían quemar los cuerpos al aire libre, el 17 de enero de 1945, ante la inminente llegada de los soviéticos, el personal nazi inició la evacuación de Auschwits hacia el oeste de Loslau. La mayoría de los prisioneros debieron marchar pero los demasiado débiles para caminar fueron dejados y el 27 de enero el Ejército Rojo liberó a 7.600 prisioneros, una gran parte estaba confinada en la enfermería y el resto no había tenido fuerzas para emprender aquella marcha de la muerte. Pero ante estos crìmenes tan aberrantes es de llamar la atenciòn la frase que se encontraba a la entrada del campo de exterminio, la inscripciòn decìa Arbeit macht frei, “el trabajo hace libre”, la Unesco declaró èste campo de exterminio Patrimonio de la Humanidad en 1979 como uno de los lugares de mayor simbolismo del Holocausto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.