El Gato Negro de Baja California.

59

Ésta leyenda se desarrolla en Ensenada y versa sobre una muchacha que era amante de los gatos y solía adoptar a gatos callejeros, así transcurrió el tiempo hasta que una noche un golpe en su ventana la despertó, afuera se encontraba un gato negro que por supuesto dejó entrar, la llegada de este gato daría un giro a su vida, cuenta la leyenda que la joven era soltera y tenía mucho cariño por los animales, en especial por los gatos, solía adoptar a gatos que encontraba solos en la calle y se encargaba de darles un nuevo hogar y no le importaba si eran pequeños, estaban maltratados o ya eran viejos, su amor era tan grande que todos en la ciudad la conocía como “la muchacha de los gatos”, una noche estaba a punto de dormir cuando escuchó que alguien tocaba fuerte en su ventana, se asomó pensando que sería algún vecino pidiendo ayuda, pero se sorprendió cuando vio unos enormes ojos color amarillo, se trataba de un gato negro que quería entrar a su casa, ella sin dudarlo lo dejó entrar, de inmediato el gato se subió a su cama, pero la muchacha lo bajó y nuevamente insistió en subir, por lo que la joven dejó que el gato durmiera con ella, sin saber que así sería ya por el resto de las noches, ese gato que había llegado misteriosamente tenía un comportamiento extraño, además de un tamaño muy significativo ya que era enorme y a diferencia de los demás gatos, este animal era muy cariñoso con la joven, la seguía a todas partes y a todas horas, por lo que en poco tiempo los otros gatos comenzaron a irse de la casa, quedando solamente una gatita que la chica había adoptado desde pequeña, una tarde, cuando llegó de trabajar la recibieron los dos gatos, pero ella tomó en sus brazos a la gata y esto enfureció mucho al gato negro, los ojos del extraño animal cambiaron de color y su gruñido era tan fuerte que parecía el grito de un humano, atacó a la gata ferozmente y a pesar de que la chica intentó separarlos, el gato mató a la pequeña gata, la joven comenzó a llorar y con desesperación aventó al gato negro a la calle esperando que se fuera, pero durante muchas noches el gato se quedó en la ventana maullando esperando que lo dejara entrar, una tarde cuando la chica volvía de su trabajó encontró al gato negro dentro de la casa, lucía diferente, estaba más grande, su mirada parecía endemoniada y en un descuidó saltó sobre ella arañándola brutalmente, su cola era tan larga que la enredó en el cuello de la chica y apretó fuertemente hasta matarla, después el gato salió corriendo y se perdió en la oscura noche, el cuerpo de la joven sería encontrado poco tiempo después debido a los maullidos del resto de los gatos, desde aquel día este enorme gato puede verse saltando los tejados por las noches, maullando fuertemente y buscando otra casa para vivir, se dice que este gato negro era el diablo, aunque algunas personas piensan que se trata de un espíritu que busca venganza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.