La leyenda de los niños verdes de Woolpit.

58

En el siglo XII en el condado de Suffolk,en Inglaterra, nace la leyenda de los niños verdes de Woolpit, los habitantes de este pueblo inglés fueron testigos de un increíble suceso cuando encontraron dentro de un pozo de lobo (agujeros que se hacían para evitar que los lobos se comieran el ganado) a dos pequeños hermanos los cuales lucían desorientados,  estos hermanos, un niño y una niña, tenían la piel color verde, por eso el hallazgo cobró relevancia, pero cobró aún más cuando intentaron comunicarse con ellos, ya que hablaban un idioma desconocido, este idioma no era para nada parecido al inglés, alemán, español o francés, los aldeanos en verdad quedaron impactados al escucharlos hablar ya que ni siquiera era una lengua africana de la que se tuviera conocimiento, fue aquí que comenzó la leyenda de los niños verdes de Woolpit, estos niños parecían haber estado en desamparo total durante su corta vida ya que se encontraban en un grado de desnutrición tal que su delgadez era inaudita, y aparte de llamar la atención lo brillante de su piel verde también llamaba la atención las ropas que vestían, ya que eran de un color y material que no se habían visto antes, también desconocían todo lo que había a su alrededor, miraban muy asustados y asombrados, y se negaban a aceptar los alimentos que se les ofrecían a pesar de tener hambre; cuando fueron rescatados no aceptaban el contacto de las personas que los estaban ayudando, al poco tiempo, el niño que se encontraba ya muy débil, falleció, logrando sobrevivir nada más la niña, quien fue llevada a la casa de uno de los vecinos llamado Richard de Caine donde durante muchos años trabajó como sirvienta y llamada Agnes, cuando creció y se convirtió en una una mujer adulta, aprendió a hablar inglés y pudo contar lo qué les había sucedido, Agnes relató que ella y su hermano habían vivido en un país con cavernas y pasajes subterráneos, en un sitio donde no había luz y el atardecer parecía ser eterno, también relato que había un río que separaba su tierra de otra que estaba iluminada, dijo que ella y su hermano provenían de “la tierra de San Martín”, donde el sol nunca brillaba, y que habían llegado a la superficie por los túneles de una cueva que recorrieron durante dos largos días, nunca se supo en realidad de donde venían y a que se debía su color verde, tampoco se supo que idioma hablaban y como sobrevivieron  sin comer alimentos, Agnes pudo llevar una vida normal y con el paso del tiempo perdió su coloración verde de su piel, pero hasta el día de hoy la aparición de estos hermanos en un pozo sigue siendo un misterio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.