Historias paranormales de Camioneros.

204

Los camioneros siempre tienen historias de terror que contar, sus largos viajes en las carreteras solas y oscuras son propicias para los sucesos paranormales que les toca presenciar, pero hay dos historias en particular que son estremecedoras; en el año 2020 un conductor manejaba un Torton, que circulaba por uno de los estados más peligrosos de México, ya que está dentro del famoso triángulo rojo del sureste, sobre la autopista Puebla-Veracruz, después se detuvo por un instante, aproximadamente en el kilómetro 140 antes de la caseta de Amozoc, descendió del camión por un momento y nunca vio que pasara alguién frente al camión o que se subieran, el camión nunca se movió ni se abrieron las puertas, al subir al lugar del conductor estaba un sujeto en el asiento del acompañante o también llamado del copiloto, el conductor asustado le preguntó ¿Qué era lo que quería? Y el extraño sujeto respondió muy tranquilo solo sube y vámonos porque aquí está caliente, el conductor de inmediato pensó que le iba a robar el camión, que lo iba a secuestrar, o que más adelante estarían sus cómplices, el sujeto le dijo relájate y dale porque esta bien pesada por aquí, el conductor traía la imagen de la santa muerte en el tablero, el sujeto volteó a ver la imagen y el tipo sólo sonrío y le dijo tranquilo que vengo a echarle la mano a ella porque tiene mucho trabajo, el conductor sonrió de nervios, y se resignó ante la idea que le robaría el camión y la mercancía, ya que en el camión traía refrescos, botanas, cigarros, de repente el sujeto le empezó a hacer la platica sobre cosas cotidianas como la inseguridad y el clima, cuando el conductor encendió la luz y se dio cuenta de que el sujeto iba vestido como un vaquero con camisa con botones dorados, mismos que empezaron a brillar con la poca luz que había dentro de la cabina, el conductor siguió avanzando y empezó a llegar a un fuerte olor a plomo, algo así como el de la gasolina y vio una ligera nube de humo que salía de abajo del asiento del copiloto, el sujeto sonrío y dijo tengo indicaciones de llevarte con bien hasta la salida Oaxaca, que es donde está más tranquilo, el conductor se detuvo y los carros pasaron a su lado disparando y más adelante el tráiler perdió el control y se cambió bruscamente del carril, cuando llego la policía bajó del camión, y al subirse ya no estaba el sujeto y había un fuerte olor a gasolina mezclado con un aroma muy dulce,  del sujeto no había rastro solo en el camión seguían las colillas de los cigarros que se había fumado, la otra historia es conocida como la del Caminero y se dice que un camionero llamado Ignacio Velázquez avanzaba a gran velocidad con su tráiler por una zona montañosa, cuando faltaban pocos kilómetros para el desvío que la llevaría junto a su esposa y el primer hijo que estaba por nacer su camión perdió el control y salió de la carretera e impacto contra una roca fue brutal, pero Ignacio consiguió salir del vehículo sin un solo rasguño, aturdido por la situación y sin saber muy bien qué hacer intentó que algún coche le llevara hasta su mujer, solo encontró uno que quiso llevarlo pero había algo extraño en él como si por alguna razón sus ojos no pudieran enfocarlo, le mira borroso pero no le dio importancia a eso, le atribuye a su cansancio ya que llevaba más de una hora con la mirada fija en la carretera y concentrado para evitar salirse de esa calzada en alguno de los peligrosos abismos, rozó la mano de Ignacio sin querer y un escalofrío subió por el brazo hasta su espalda tan intenso que le hizo estremecerse, después hicieron una parada y el hombre desapareció sin dejar rastro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.