Las casas enfermas y su carga negativa.

74

Las casas se convierten en nuestro hogar, nuestro refugio, se convierten en ese lugar que nos brinda seguridad y paz, pero así como en las casas se quedan guardados los momentos felices también se quedan guardados los momentos tristes o peor aún los de dolor y sufrimiento hasta llegar a los de verdadero terror, y entonces se convierten en casas malditas, una casa maldita es mucho más común de lo que imaginamos y también son conocidas como casas encantadas o embrujadas, en general estos términos se refieren a casas que tienen más energía negativa que positiva y entonces decimos que la casa está enferma,  cuando las casas están cargadas de energía negativa se puede percibir que algo está mal, generalmente hay espacios de la casa que te dan escalofríos y pasar por ahí es una sensación extraña, puede ser una ventana, una puerta o una habitación, en estos lugares no podrás explicar tu sentir pero esa sensación es de frío, de pesadez y te puede provocar dolor de cabeza, esto se puede deber a las otras personas que han vivido en la casa, dependiendo de si tuvieron más experiencias positivas o negativas en esa casa, es más probable que tenga energía negativa que si fueras la primera persona en habitarla, la energía emocional contiene una frecuencia que se puede sentir en el estado de ánimo de la casa, las energías negativas cuando están encerradas se “adhieren” a las casas y si la casa es vieja el problema se acentúa, porque las casas y los edificios antiguos tienen inherentemente más energía negativa y cuanto más antigua sea la casa, más problemas energéticos tendrá ya que más problemas se pasaron en ella, además podría haber  plagas de insectos, aunado a esto en las casas se guarda el sufrimiento de las pérdidas de seres amados y esto suele ser un problema en términos energéticos, no por el que partió sino por los que quedan y ese dolor incontenible que se vuelve físico y tangible a través de la ausencia, el mismo espacio se presta para que el recuerdo se guarde y de ese dolor se irá cargando cada vez más la casa hasta que el sólo hecho de entrar en ese espacio se vuelva asfixiante, cuando alguien ha muerto o ha estado gravemente enfermo en la casa, la energía será particularmente mala debido a todo el dolor, la tristeza y el sufrimiento que podría haber estado presente, pero sin duda lo que hará que una casa este cargada de mucha energía negativa será la presencia de entidades, cuando hay actividad paranormal debido a invocaciones y prácticas de brujería, cuando se ha jugado a la ouija, se han realizado ritos satánicos o se ha expresado el consentimiento para que seres del bajo astral entren a nuestra casa, permanecerá la negatividad y siempre será una casa enferma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.