Katherine Mary Knight: La Canibal Australiana.

368

Katherine Mary Knight, la llamada “Canibal Australiana”, nació el 24 de octubre 1955 en la ciudad de Aberdeen en Hunter Valley de Nueva Gales del Sur, tuvo una infancia muy difícil, su padre Ken, era un alcohólico muy violento que intimidaba a su madre y la violentaba sexualmente, su madre Bárbara sostuvo amoríos fuera del matrimonio y mantenía una vida de descuido y abandono con sus hijos, Katherine fue abusada sexualmente con frecuencia por varios miembros de su familia hasta los 11 años, Katherine era una chica agradable que experimentaba furias asesinas incontrolables en respuesta a disgustos menores, en su etapa como estudiante de secundaria se convirtió en una persona solitaria y defensora de los niños más pequeños, era una estudiante modelo, al salir de la escuela a los 15 años, sin haber aprendido a leer ni a escribir, consiguió un empleo como cortadora en una fábrica de ropa, después de un año cambió de trabajo y fue contratada para cortar despojos en el matadero local, en 1973 empezó una relación con su compañero de trabajo David Stanford Kellett con quién se casaría en 1974, en su noche de bodas, Katherine trató de estrangularlo después explicaría la razón: se quedó dormido después de haber tenido relaciones sexuales solo tres veces, el matrimonio fue particularmente violento y en mayo de 1976, poco después del nacimiento de su primera hija, Melissa Ann, Kellett la dejó por otra mujer y se mudó lejos de ella, incapaz de hacer frente al comportamiento posesivo y violento de su esposa, ante esta separación Katherine agudizó su comportamiento psicópta, y ahora volcó su violencia hacía sus hijos por lo que estuvo internada en el Hospital St Elmo en Tamworth, donde le diagnosticaron depresión posparto, aparentemente recuperada fue dada de alta pero inmediatamente después de su salida robó un hacha, fue al pueblo y amenazó con matar a varias personas, unos días después, cortó el rostro de una mujer con uno de sus cuchillos, y tomó como rehén a un niño, en ésta ocasión fue ingresada en el Hospital Psiquiátrico Morisset. Knight, pero fue liberada en 1976 al cuidado de su suegra, mudándose a Woodridge, suburbio donde consiguió un trabajo en la fábrica de carne Dinmore, el 6 de marzo de 1980 tuvieron otra hija, Natasha y en 1984, Knight dejó Kellett y se mudó a una casa alquilada, regresó a trabajar al matadero, pero como se lesionó la espalda al año siguiente fue pensionada por discapacidad y el gobierno le dio una casa, en 1990, quedó embarazada de un ex compañero de trabajo del matadero, John Chillingworth de 43 años y al año siguiente dio a luz a un niño al que llamaron Eric, su relación duró tres años antes de que ella lo dejara por un hombre con el que había tenido una aventura durante algún tiempo, John Price, quién era padre de tres hijos, los dos hijos mayores vivían con él y la hija pequeña se había quedado a vivir con su Mamá, Price aceptó que Knight se mudara a su casa aunque a sus hijos no les gustaba, en 1998 tuvieron una pelea por la negativa de Price a casarse con ella y después de unos meses distanciados reiniciaron la relación, las peleas se volvieron aún más frecuentes hasta que en febrero del año 2000, Katherine apuñaló a Price en el pecho, y después de conseguir una orden de restricción volvió a casa y descubrió que no estaba ni ella ni los niños, por lo que se quedo dormido, Katherine lo despertó y después de tener relaciones sexuales, volvieron a dormir, a la mañana siguiente la policía descubriría la dantesca escena, el cuerpo de Price desangrado con 37 puñaladas en el pecho, varias horas después de la muerte de Price, Katherine Knight lo despellejó y colgó la piel de un gancho de carne en una puerta que daba al salón, luego lo decapitó y cocinó partes de su cuerpo, sirviendo la carne con papa al horno, calabaza y salsa en dos lugares en la mesa del comedor, junto con notas al lado de cada plato, cada una con el nombre de los hijos de Price; la cabeza de Price fue encontrada en una olla con verduras que aún estaba caliente, Knight estaba desmayada después de la gran cantidad de pastillas para dormir que había tomado, Katherine Mary Knight fue la primera mujer australiana en ser condenada a cadena perpetua sin libertad condicional, fue declarada culpable del asesinato de su compañero, John Charles Thomas Price en octubre del año 2001 y actualmente se encuentra detenida en el Centro Correccional de Mujeres de Silverwater, nunca mostró arrepentimiento, nunca reveló las verdaderas razones de tan atroz crímen, nunca preguntó por sus hijos y sólo ha dicho que el mejor trabajo que tuvo fue el del matadero, ya que ahí fue muy feliz.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.