La Cueva del Toro en Campeche.

67

El estado de Campeche tiene gran cantidad de zonas naturales y arqueológicas, el 40% de su territorio son áreas naturales protegidas y cuenta con el único Patrimonio Mixto de la Humanidad en nuestro país, conocida como la ciudad histórica fortificada Campeche cuenta con la leyenda de la Cueva del Toro, esta leyenda cuenta la existencia de un hombre que podía convertirse en toro y que habitaba en la cueva en el Barrio de San Román que es una de las colonias más pobladas del estado; se ubica casi al norte de la entidad y entre sus calles hasta el día de hoy se cuenta ésta leyenda que desde hace muchos años atemoriza a sus casi cuatro mil habitantes, se dice que esta cueva en realidad es la guarida de un brujo  o chamán, quién en las noches al invocar a los espíritus ancestrales utilizando sus poderes ocultos se convierte en toro, los pobladores del Barrio de San Román relatan que al caer la tarde, un gran toro negro se les aparece y comienza a atormentarlos; pero después esta figura de toro se transformaba en un hombre muy guapo que coqueteaba con las mujeres del pueblo y las invitaba a salir y verse a la medianoche, este galante caballero las enamoraba y las citaba en la cueva a la media noche, y una vez que ellas acudían al supuesto encuentro romántico, el hombre no llegaba y el gran toro negro aparecía y a ellas nunca más se les volvía a ver; en una ocasión una mujer que caminaba en la proximidad fue convencida por un hombre muy apuesto a entrar a la cueva, al entrar notó que en el piso había decenas de huesos, horrorizada por lo que estaba observando intentó huir, corriendo rápidamente y cuando volteó para ver si alguien la seguía pudo ver cómo dos grandes cuernos emergían de la boca de la cueva, al poco tiempo los lugareños acudieron a la cueva para matar a la bestia y lograron derrotarlo sacándole el corazón, después de esto cayó una lluvia torrencial que inundó la cueva, aunque se dice que los lugareños  mataron al gran toro, aún se escuchan ruidos en esa cueva y la gente evita ir a ese lugar, ya que por las noches todavía se escuchan fuertes bramidos, como si se tratara de un toro, lo cierto es que ésta leyenda sigue muy viva en el Barrio de San Román y los lugareños evitan ir a esa cueva y advierten a los visitantes de los peligros de acercarse a ese lugar lleno de sucesos paranormales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.