Resucitó antes de hacerle la autopsia

0
1007

En el Centro Penitenciario de Asturias en España encontraron a Gonzalo Montoya Jiménez “El chino” dentro de su celda,  sentado en una silla en estado inconsciente y sin muestras aparentes de violencia, el personal médico lo declaró muerto por lo que se procedió a avisar al juzgado de guardia y su titular para que procedieran al levantamiento del cadáver y su traslado al Instituto de Medicina Legal para practicar la autopsia donde lo colocaron dentro de una bolsa para cadáveres y se le avisó a la familia de su muerte. Cuando iban a comenzar el procedimiento de la autopsia escucharon ruidos y cuál fue su sorpresa que el hombre aún tenía vida y ya tenía incluso pintadas las marcas en el cuerpo para abrirlo. La familia dio a conocer que Gonzalo ha presentado ataques de epilepsia pero no justifican el hecho de que forenses hubieran certificado su muerte por lo que ya recurrieron a un abogado. Mientras tanto, él se encuentra en buen estado de salud y se ha abierto una investigación para aclarar las circunstancias que han rodeado a este caso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.