Isabella: La Sonriente Asesina del Tik Tok.

585

Que podría estar pasando en la vida de una joven de 18 años que teniéndolo todo MATA  a sangre fría a su propia madre, no muestra arrepentimiento y sonríe en el juicio, tal parece que no hay una explicación lógica y que esa respuesta nunca la tendremos, pero este es el caso de Isabella Yun-Mi Guzmán la chica de 18 años que se hizo viral en TikTok y otras redes sociales, esta joven agradó a muchas personas por su aspecto físico y su apariencia que inspiraba confianza, pero nada es como parece, Isabella Guzmán vivía junto a su madre de 47 años y Ryan Hoy su padrastro en Aurora, Colorado, para todos parecían una familia normal y feliz, y todo parecía marchar muy bien, sin embargo Isabella era una chica muy difícil, con un carácter rebelde, era grosera e irrespetuosa, a los 7 años Isabella vivió con su padre biológico Robert Guzmán pero pasados unos años fue regresada con su madre ya que su comportamiento era malo, ella era rebelde y grosera y la mayor parte del tiempo estaba molesta, viviendo con su madre el problema conductual de Isabella se agudizó, Isabella no respetaba, no obedecía, abandonó los estudios y estaba en un constante reto con su madre, cada día que pasaba la relación se deterioraba al grado de escupirle a la cara y mandarle correos amenazantes, ante ésta situación Yun-Mi llegó al límite y decidió llamar a la policía local para realizar el reporte de abuso por parte de su hija Isabella la policía acudió al reporte pero poco pudo hacer ante un problema que parecía a simple vista familiar, sólo se levantó el reporte correspondiente y la policía se retiró, esto enfureció aún más a Isabella, y su actitud era tan insoportable que Yun-Mi le llamó a Robert Guzmán el padre biológico de Isabella para pedirle que hablara con ella, esa misma tarde del 27 de agosto del 2013, Robert Guzmán tuvo una conversación con Isabella para decirle que controlara sus emociones en contra de su mamá, Robert creyó que ya todo estaba solucionado, Isabella parecía estar dispuesta para cambiar sus actitudes, pero el 28 de agosto de 2013, la vida de ésta familia dio un giro ante la tragedia sucedida,  Yun-Mi regresaba del trabajo por la noche, ella traía comida rápida para su hija y su esposo, pero se percató que su hija no estaba en la sala, el único que estaba viendo televisión era su esposo quién le indicó que Isabella estaba en la parte de arriba en su recámara, por lo que Yun-Mi, decide subir para darse una ducha como lo hacía habitualmente, después, Ryan, el esposo de Yun-Mi y padrastro de Isabella quién permanecía en la sala escuchó un ruido estremecedor por lo que subió rápidamente las escaleras, pero descubre que de la puerta del baño salía sangre, él decide abrir la puerta para ver que pasaba, pero no lo lograba entrar ya que la puerta estaba atorada, así que inmediatamente llamó a la policía pero antes de que la policía llegara, Ryan consiguió abrir la puerta para llevarse la desagradable sorpresa de ver a Yun-Mi sin vida, y al fondo de ella estaba Isabella portando un cuchillo y un bate, mientras Ryan la miraba, Isabella decidió escapar del lugar, 16 minutos después llegaría la policía, pero ya era demasiado tarde, Yun-Mi había fallecido mientras que Isabella se había escapado, el 29 de agosto de 2013, Isabella fue localizada en un parque  y llevada a juicio, en el primer Juicio, Isabella, mostró un comportamiento bastante errante, ella solía señalar a la cámara haciendo extraños gestos como de burla y sarcasmo, burlas, risas y diversos gestos que causaron disgusto al juez y los presentes, la segunda audiencia fue cancelada ya que Isabella presentaba un aspecto deteriorado, así que la defensa sometió a Isabella a realizar unas pruebas psicológicas y los resultados fueron bastante inesperados, fue declarada una persona con problemas de locura, y la evaluación psicológica determinó que Isabella había estado sufriendo esquizofrenia paranoide, por lo que declarada inocente. La esquizofrenia paranoide se caracteriza por síntomas de esquizofrenia, que incluyen delirios y alucinaciones. Estos síntomas debilitantes desdibujan la línea entre lo que es real y lo que no lo es, lo que dificulta que la persona que enfrenta la enfermedad lleve una vida normal. Desde entonces, Isabella ha estado recibiendo tratamiento por su enfermedad en el Pueblo Psychiatric Hospital, Colorado, donde permanece hasta el día de hoy argumentando ya estar rehabilitada y solicitando su libertad, pero de aquellas 78 puñaladas proferidas a su propia madre parece no acordarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.