La Leyenda de los Chuleles.

50

El estado de Chiapas es uno de los más ricos en cultura, ahí se desarrollaron importantes culturas mesoamericanas durante la época precolombina, entre ellas la olmeca, maya y chiapaneca, por ello, posee varios sitios arqueológicos de ruinas mayas e importantes atractivos turísticos como la zona arqueológica de Palenque, Bonampak y Toniná​, también su cultura gastronómica es basta y conocida internacionalmente, ejemplo de sus grandes platillos se encuentran el tamal de bola, sopa de pan, cochito horneado, huevos a la chiapaneca, queso de Ocosingo relleno, Chalupas coletas y mole chiapaneco, pero aparte de la gran riqueza cultural y gastronómica con la que cuenta también es un Estado muy conocido por la popular leyenda de los Chuleles; dentro del nahualismo, podemos encontrar varios casos, uno se refiere a que el ser humano puede transformarse en animal y un segundo caso ocurre cuando sólo el alma o espíritu modifica el aspecto, sin que cambie el cuerpo, así, el espíritu se sale del cuerpo y realiza sus actividades y otro caso es el que se refiere a cuando la persona se convierte en una bola de fuego, en la región prehispánica maya de Chiapas, se piensa que cuando una persona nace, también nace un animal y se dice que los tzoztiles de Zinacantán tienen la creencia de que todos lo humanos tienen un espíritu animal como guardián y éste los acompaña durante toda su vida; los Chuleles son parte alma humana y parte espíritu animal, se les llama chuleles a las almas de las personas que pueden transformarse en animales y también representan la unión entre la parte animal y su cuerpo humano, Y en la leyenda chiapanéca por cada uno corresponde un chanul o toná y cuando la persona muere, también lo hace su chanul. Sin embargo, su espíritu animal conocido como wayjel regresa al inframundo y espera a su nuevo dueño, al estar unidos, todo lo que le pase durante su forma animal repercute cuando regresa a la forma original y es por eso que si son heridos al volver a transformarse en humano lo estará,  y los chuleles se dividen en clases: pukujes, ikales, kibales, los cuales se distinguen por aterrorizar a personas y de igual forma, la leyenda asegura que roban a los recién nacidos, matan personas y hasta se convierten en bolas de fuego. Los chuleles son las almas de las personas que pueden transformarse en animales y es la unión entre su parte animal y su cuerpo humano, y por las frías y obscuras noches de Chiapas aparecen bolas de fuego que alertan acerca de la presencia de los Chuleles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.