Mazateupa la tierra de los duendes y su leyenda.

146

Mazateupa se localiza en el Municipio Nacajuca en el Estado de Tabasco, y cuenta con una de las leyendas más famosas de duendes, esta leyenda gira en torno a una serie de duendes determinados por recuperar sus tierras en la zona llamada la Sabana, se dice que en los años 60´s este lugar era muy solitario, pues nadie iba allí; solo se instalaría una familia, en el rancho El Guanal, ellos vivían apartados de la mayoría del pueblo, así que cuando sus pollos comenzaron a mostrar extraños comportamientos no tuvieron a quien acudir, los pollos no caminaban bien, sus cuellos se torcían y se caían repetidas veces, pero sólo durante el día, pues de noche los pollos aparentemente actuaban con normalidad, así que la familia optó por llamar al chamán del pueblo, mismo que tras realizar un rito encontraría que los causantes de aquello eran los duendes, quienes a base de jugarretas y maldades buscaban que la familia se fuera del lugar, cosa que al paso del tiempo  sucedió quedando la zona deshabitada,  ésta familia además de criar pollos se dedicaba a criar pavos, cerdos y gallinas y con esto vivía de manera modesta y por las tardes, la señora de la casa se dedicaba a rezar, particularmente a la Virgen de Guadalupe, cuando los pollos  empezaron a tener una conducta rara, pues caminaban chuecos y parecía como si alguien les hubiera torcido el cuello la señora se dedicaba a rezar para pedir por su cura, pero esto no sucedía, y más raro era que por las noches todo regresara a la normalidad y era como si a los pollos no les hubiera sucedido nada, con el paso del tiempo esta situación se volvió muy frecuente y la familia llamó a sus aves los pollos cachurecos, pues además a ninguno otro de sus animales les pasaba esto, la familia dejo de comer los pollos por miedo a que pudiera pasarles algo, pensando en que los pollos tuvieran alguna enfermedad, el tiempo pasaba y los pollos seguían presentando la misma conducta a pesar de los rezos, fue por eso que se decidieron buscar al chamán del pueblo para que les ayudara, y aunque este acudió al rancho y vió con sus propios ojos el comportamiento de los pollos no pudo dar con la cura, aunque si con el origen, después de trabajar en un pozol de cacao, dos jícaras pequeñas y una cajetilla de cigarros, el chamán determinó que el problema provenía de los duendes que habitaban esa tierra y la única opción para que pudieran vivir en paz era que abandonaran el lugar, pues los duendes decían ser los dueños y no permitirían que nadie habitara ahí, es por esta razón que la familia abandonó el lugar y hasta el día de hoy nadie se ha atrevido a habitar el rancho “El Guanal”, el cual permanece deshabitado pero se dice aún con la presencia de los duendes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.