Los fantasmas de la pulsera negra.

121

Estados Unidos de Norteamérica es un País de leyendas arraigadas y celebraciones como la brujería, el paganismo y el ocultismo cuentan con un gran número de adeptos, pero en los Hospitales existe una historia que ha trascendido desde épocas antiguas se trata de la Leyenda de la pulsera negra, ésta leyenda cuenta que en otra época las personas que fallecían en un Hospital recibían una pulsera negra en la cual se detallaba la hora y motivo de su deceso o muerte, una vez con esa pulsera negra esas personas ya no debían verse más, no en este plano terrenal, así es como las enfermeras, médicos y trabajadores de hospitales en general sabían que si encontraban en el Hospital alguna persona con pulsera negra se trataría de un fantasma, y es así como existen un sinfín de historias del personal médico que asegura haber entablado pláticas con personas o mejor dicho fantasmas que portaban en su mano este tipo de pulseras, pero existe una versión de ésta leyenda urbana de la Pulsera Negra que cuenta que un doctor llamado Thomas, estaba haciendo guardia en un hospital en Dakota del Norte cuando a mitad de la fría noche llegó una jovencita de 22 años víctima de un terrible accidente de tránsito, llegó tan delicada que después de un par de horas la chica falleció, esta era la primera vez que el Dr. Thomas perdía un paciente y había quedado muy afectado por la experiencia, totalmente abatido le colocó la pulsera negra, un procedimiento de nivel protocolo del hospital antes de enviar un cuerpo a la morgue, una vez que colocó la pulsera negra el Dr. se dispuso retirarse a su casa, en verdad estaba agotado, abatido, desconsolado y muy triste después de lo que había sucedido, el Dr. Thomas se encaminó al ascensor donde se encontró a una mujer que le preguntó porque tenía tan mala cara y porque lucía tan preocupado, el Dr. Thomas le explicó que había perdido a su primer paciente, en ese momento el ascensor se detuvo en un piso que ninguno de los dos había marcado, la puerta se abrió y empezó a acercarse una joven que ingresó al ascensor, el Dr. Thomas quedó estupefacto porque era la misma joven que él había visto morir minutos atrás, el Dr. sintió desfallecer cuando la mujer que venía en el elevador le preguntó que le pasaba el Dr. tartamudeando intentó explicarle lo de la pulsera negra y en ese instante la joven le dijo  ¿Una pulsera como esta?, al siguiente día encontraron al Dr. Thomas desmayado en el ascensor y entre sus manos tenía la pulsera negra de otra paciente que había muerto años atrás en una accidente de tránsito, desde entonces diverso personal dedicado a la Salud afirma haber visto a fantasmas portando las famosas pulseras negras durante sus agotadoras jornadas laborales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.