Las apariciones fantasmales en el Mesón de Jobito.

59

En el centro histórico del estado de Zacatecas existe una leyenda que ha trascendido por generaciones y es la de la aparición fantasmal en el Hotel Mesón de Jobito, éste Hotel ubicado en Jardín Juárez número 143 data del año 1700 y fue construido para albergar huéspedes distinguidos que gustaran de pasar su estancia en un lugar increíble, este alojamiento actualmente tipo boutique fue concebido originalmente como una casa, después como un mesón donde principalmente se alojaban comerciantes los cuáles solo pernoctaban una noche y guardaban su mercancía, sus caballos descansaban y al día siguiente se instalaba un mercado en lo que hoy es el patio del Hotel, durante la década de 1940 este mesón se convirtió en vecindad, y albergó personas de bajos recursos, el lugar que anteriormente era el restaurante ahora era ocupado por los baños y lavaderos que eran comunitarios,  y las grandes habitaciones alrededor del patio eran casas para familias enteras, desde esas fechas había un hombre al que de cariño le decían Jobito y era el encargado de cuidar el lugar, ese señor era el amable vigilante del mesón y siempre vivió en la habitación marcada con el número 107,, el hotel tuvo remodelaciones y también pasó por rachas malas pero Don Jobito nunca abandonó el lugar y siempre estuvo cuidando del mismo, era tan especial y significativa su presencia y labor en el mesón que por eso adquirió su nombre, porque los dueños se percataron que la presencia de Don Jobito era un signo distintivo del lugar, sin duda Don Jobito era parte importante en el funcionamiento e identidad del mesón, no se sabe a ciencia cierta de que falleció Jobito, no hay registros de como murió pero a raíz de su fallecimiento la habitación que ocupó toda su vida empezó a tener actividad paranormal, se sienten cosas extrañas, los huéspedes perciben que alguien los observa o persigue, y sienten que hay alguien detrás de ellos al estar frente al espejo, y muchos turistas sin conocer la leyenda del fantasma de Jobito escuchan ruidos, voces de niños, caballo y han visto movimiento de objetos, la mayoría de las personas coinciden que la hora de las manifestaciones es en la madrugada a las 4 de la mañana aproximadamente, y coincide que a esa hora Jobito se levantaba a iniciar sus rondines de vigilancia en el hotel, por lo que cuando a algunos viajeros les prenden o apagan las luces o les esconden cosas aseguran que se trata de Don Jobito haciéndoles bromas, aunque la presencia fantasmal en el mesón y en particular en la habitación 107 es inminente, a los viajeros, turistas y lugareños no les da miedo, porque aseguran que Don Jobito sigue siendo bueno como cuando pertenecía a éste plano terrenal y de hecho la habitación 107 es la más solicitada y es necesario reservar con más de un mes de anticipación, aunque en otras habitaciones del hotel también se han registrado sucesos paranormales, y todo parece indicar que Don Jobito sigue presente en el Mesón y no solo con su escultura de cantera color rosa que hay en en su honor en el mesón, sino por las manifestaciones que diario se presentan en el lugar cuando Don Jobito recorre los pasillos, habitaciones y la entrada principal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.