Arte y Terror en la Ciudad de la Luz.

67

La capital de Francia, es una importante Ciudad Europea y un centro mundial de la moda, la gastronomía y la cultura, la ciudad es famosa por su cultura del café y también capital del Arte y ahí se entretejen historias paranormales, el Museo de Louvre es uno de los más famosos de París y cuenta con una de las leyendas más conocidas en Europa, se dice que para cuidar sus mejores obras, el Museo de Louvre tiene un vigilante que nunca fue contratado: el terrible Belphégor, se trata del fantasma de una momia con poderes malignos, este vigilante recorre durante la noche los innumerables corredores del museo, este vigilante aparece y desaparece sembrando el pánico y la muerte entre los verdaderos guardianes del museo, las historias que ahí sucedieron fueron recopiladas en una exitosa serie estrenada en Francia en 1965, otra leyenda versa sobre las gárgolas de Notre Dame, esta catedral gótica es una de las más antiguas del mundo, fue construida entre 1163 y 1245 y su gran atractivo son las gárgolas de piedra, que representan unos seres mitológicos, fruto de la fusión entre hombres, animales y monstruos, estas gárgolas son demonios petrificados que intentaron huir de la iglesia y después eran los encargados de alejar a los malos espíritus, se les relaciona con Juana de Arco y se cuenta que la noche en que la quemaron en la hoguera, las gárgolas despertaron de su sueño para vengar la muerte de una inocente y al día siguiente cientos de cadáveres aparecieron en las calles de Paris, continuando con los eventos de arte relacionados con los sucesos paranormales llegamos al fantasma de la ópera, se dice que a finales del siglo XIX, murió un maquinista y su alma comenzó a vagar por el edificio, posteriormente en el año 1907, los trabajadores de la Ópera descubrieron un cadáver enterrado en el sótano, lo que reavivó los rumores sobre el fantasma que a través de los años se ha aparecido para causar terror entre los visitantes, pero regresando un poco al Museo de Louvre durante muchos años el Puente de las Artes, que conecta el Museo del Louvre con la Academia Francesa, tenía fama de fortalecer el amor de las parejas que colocaran un candado en sus rejas, fueron tantos los candados que se colocaron que el puente empezó a vencerse, era tal el peso que el puente tronaba, emitía ruidos y esos ruidos dicen iban acompañados de algunas voces que se dice eran almas de algunos enamorados que en vida dejaron su candado del amor, al paso del tiempo estos candados fueron subastados quitándolos del puente para resguardarlo y pasando el puente nos encontramos las catacumbas, este extraño lugar dio cobijo a millares de cadáveres cuando los cementerios de la ciudad se quedaron saturados, después los huesos fueron trasladados al cementerio y en su lugar se colocaron calaveras alineadas en hileras y montículos y cuenta la leyenda que el fantasma de una dama vestida de blanco hace su aparición, el alma de esta mujer parece estar vigilante de los montículos de las calaveras y hace su aparición ante la mirada atónita de los visitantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.