La verdadera historia de terror de Kayako y Oiwa.

364

Se dice que el Kayako es un personaje ficticio de las películas japonesas de terror, creado por el director Takashi Shimizu, según cuenta la leyenda, Kayako era una joven solitaria que había sido abandonada por sus padres cuando era niña y por eso era muy poco sociable,  introvertida y tímida y tenía muy pocos amigos en la escuela, pero cuando dejo de ser niña conoció a un hombre llamado Taeko Saeki, que parecía ser la única persona a la que le importaba y con él cambió su actitud, Kayako se casó con Takeo Saeki y fue madre de un pequeño niño llamado Toshio, Kayako comenzó a escribir su vida en su diario íntimo, llegando a pegar uñas y cabellos, un día, Takeo encontró el diario y al leerlo sintió una rabia tal que cuando Kayako regresó a la casa, él la atacó violentamente, empujándola contra la pared, Toshio se encontraba dibujando en su dormitorio y escuchó el ruido, por lo que se ocultó en su armario, Kayako intentó escapar mientras que Takeo la perseguía, pero la empujó hacia abajo, como consecuencia se torció el tobillo, tropezó y se arrastró hacia abajo por las escaleras de la casa, después de haber alcanzado con mucho esfuerzo la puerta delantera, se dio cuenta de que Takeo caminaba detrás de ella, cuando la alcanzó la sostuvo por la cabeza y le fracturo el cuello, llevándola a su dormitorio y metiéndola en una bolsa de basura, Kayako aún estaba viva y fue abandonada en el desván, después Takeo asesinó a Toshio ahogándolo junto con su gato, para después colgarse en su habitación, se dice que los fantasmas de ésta familia aún habitan en la casa y cualquiera que llegue a la casa de los Saeki encontrará la muerte, La maldición significa que se repetirá a sí misma en un ciclo interminable, se extenderá cada vez más y no tendrá fin, no se sabe cuándo empezó realmente o dónde surgió, pero la leyenda forma parte de la cultura japonesa y no deja de obsesionar a los fanáticos del terror, la historia de Kayako se basa en un mito japonés del siglo VIII, el mito de Onryo, que se traduce como espíritu vengativo y se refiere a espíritus que regresan al mundo de los vivos para buscar venganza por las malas experiencias que vivieron, se dice que existen muchos Onryo, pero la historia más famosa es la de Oiwa, una mujer enamorada de su esposo quien la deja embarazada, la historia dice que su esposo no era un buen hombre, constantemente la engañaba e incluso había asesinado a su padre, al final este sujeto acabo asesinando a Oiwa, a su hija que estaba por nacer y a uno de sus sirvientes, posteriormente volvió a casarse con la adinerada hija de un vecino, pero el día de la boda al levantar el velo de la novia vio la cara podrida y desfigurada de Oiwa, y muerto de miedo la atacó con su espada, sin saber que en realidad estaba matando a su nueva esposa, Oiwa lo siguió acosando y lo engañó para que matara a más personas, es una de las historias del folclore japonés más conocidas, se plantea que este fantasma fue producto del envenenamiento y desfiguramiento y que busca venganza y su fuerte pasión vengativa le permite atravesar el puente de regreso al mundo de los vivos, hasta el día de hoy las producciones que cuentan la historia de Oiwa visitan regularmente la tumba de la mujer en Tokio y rezan para tener su bendición para contar la historia una vez más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.