La leyenda de la Casa Grande en Zacatecas.

56

Zacatecas se destaca como una ciudad a la que acuden los turistas para admirar sus museos y su extraordinaria colección de máscaras mexicanas así como sus deliciosos platillos como el asado de boda, las enchiladas zacatecanas y las tostadas de jerez, pero a la par de estos atractivos tenemos la leyenda de la casa grande, la cual tiene su origen en la casa principal de la Sierra Hermosa en donde se desencadenó una terrible historia de terror, que involucró la muerte de un pequeño a manos de su tío que influido por un espíritu maligno cometió el peor de los crímenes para mantener la riqueza familiar, cuenta la leyenda que una mujer adinerada, que vivía en la enorme casa de Sierra Hermosa falleció repentinamente, dejando huérfano a su pequeño hijo, a raíz de su muerte el niño quedó bajo la custodia de su tío, un tío que no había convivido con él y que no lo quería, pero era el único familiar de su madre fallecida, el tío no solo era una persona déspota y grosera que se mostraba duro e insensible,  también se dice que tenía tratos con el maligno y que llevaba a cabo prácticas de brujería, y haría cualquier cosa por quedarse con la fortuna que ahora le correspondía al niño, por lo que una terrible noche asesinó al niño y dijo que había sido por la influencia de un espíritu maligno, que éste se había apoderado de su voluntad y lo había obligado a matar al pequeño, pero en realidad su plan fue con la intención  de quedarse con toda la fortuna y no mostró piedad ante el terrible hecho y después de matar al niño enterró su cuerpo en la casa principal, creyendo que había cometido el crímen perfecto, pero con el paso del tiempo, sucesos extraños comenzaron a suceder y lo delatarían, se escuchaba el llanto de un niño, todas las noches un terrible llanto lleno de tristeza y de dolor podía escucharse varias calles a la redonda, esto fue confirmado por los habitantes del lugar, quienes aseguraron haber escuchado los lamentos, así que en un intento de remediar la solución, intentaron retirar los restos del pequeño y darle una sepultura cristiana, pero lo sorprendente fue que conforme se acercaban al cuerpo, comenzaron a ocurrir otro tipo de fenómenos, como si la tumba estuviese maldita y aunque aquel lugar ha sido bendecido  en varias ocasiones, aún se pueden escuchar los lamentos y llantos de aquel niño que por la codicia de su Tío perdió la vida de la manera más cruel, formando ahora parte de las leyendas de Zacatecas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.